impresora textil impresion ropa

Impresora textil: impresión para ropa, camisetas…

El mundo de la impresión textil y de las artes gráficas en general está viviendo una revolución. Abandonando las técnicas más «aparatosas» y que requieren grandes inversiones y maquinaria, la digitalización de la impresión se está abriendo camino también entre los tejidos. La serigrafía o el vinilo quedan en un segundo plano cuando cualquier negocio puede disponer de artículos como camisetas, bolsas o lonas con una impresión sobre tela de calidad y dejando atrás las antiguas técnicas de impresión.

Este hecho es posible gracias a modelos de impresoras de tejidos como la Ricoh Ri100, de avanzada tecnología que facilitan impresiones nítidas, limpias y eficientes con un software sencillo y práctico.

Amplíe su negocio con la impresión textil

Este tipo de impresoras textiles suponen una ventana de oportunidades para cualquier tipo de negocio de artes gráficas, ya que por un lado facilitan nuevas fuentes de ingresos y, por otro, otorgan muchas facilidades para producir material textil impreso. El merchandising, por ejemplo, toma pues un nuevo protagonismo en muchas empresas a través de una producción sencilla y ágil. De hecho, la inversión que supone introducir este tipo de impresoras para tejidos es muy bajo respecto a los horizontes de mercado que se abren a partir de la producción propia de textiles impresos.

Impresoras textiles ágiles y compactas

Dar el paso hacia la impresión en textil puede parecer una apuesta arriesgada y alejada de las posibilidades de muchos negocios, pero resulta mucho más sencillo con los equipos y dispositivos adecuados. Hay impresoras compactas y equipadas como la Ricoh Ri100 con un software fácil de usar para, precisamente, acercar el mundo de la impresión textil a cualquier tipo de negocio gráfico. Una ventaja que permite plasmar diseños con todo tipo de detalle, precisión y calidad: manteniendo los costes, sin tener que hacer grandes inversiones.