proyectores empresas pymes salas auditorios

Proyectores para empresas y PYMES: las claves de una buena presentación

Aunque los monitores o pantallas interactivas son cada vez más grandes, podemos encontrar un proyector para la empresa o la PYME que nos ofrece una mejor medida por un precio menor del de un televisor de más de 60 pulgadas, destinado a hacer presentaciones en una gran sala de presentaciones.

Además, los proyectores nos ofrecen otra gran ventaja: la portabilidad. Este rasgo característico nos permite hacer buenas presentaciones en espacios o casas de clientes que no disponen de los soportes adecuados para nuestras presentaciones. A la hora de adquirir un proyector para presentaciones, hay que tener en cuenta una serie de parámetros destacados para que se adecue a nuestras necesidades. A continuación te detallamos los más importantes:

Luminosidad:

La luminosidad de un proyector para la PYME se mide en lúmenes ANSI e indica la cantidad de luz que puede proyectar un proyector sobre una determinada superficie. Cuanto más alta sea la luz ambiental, más luminoso debe ser también el proyector. Por ejemplo, para una sala sin iluminación, sólo con 2.000 lúmenes nos basta. En cambio, para una sala de reuniones bien iluminada necesitaremos como mínimo 5.000 lúmenes para disfrutar correctamente de la proyección. Por otra parte, si queremos equipar una gran sala de presentaciones, tenemos que empezar a pensar en equipos de más de 10.000 lúmenes, debido a la distancia que tendremos del proyector a la pantalla.

Resolución:

Para determinar la resolución es importante tener en cuenta el contenido que tenemos que proyectar en la empresa. Los textos y gráficos, que deben ser completamente legibles, deben ser proyectados con una resolución, como mínimo, WXGA, es decir, de 1280 x 800 píxeles. Esta es la resolución más habitual, popular sobre todo entre los usuarios que trabajan con ordenadores portátiles de formato panorámico. A partir de esta resolución podemos encontrar mejoras en los proyectores Full HD (1920 x 1080 píxeles) y WUXGA (1920 x 1200 píxeles). Estos formatos nos ofrecen la proyección de gráficos y vídeos con una gran calidad, además de un incremento de espacio de proyección, ideal para proyectar contenidos tales como tablas de Excel u hojas de cálculo.

Distancia de proyección:

El tamaño de la imagen proyectada tiene una gran relación con la distancia a la que se sitúa el proyector respecto al soporte o superficie de proyección. Las mejoras tecnológicas en este campo han permitido reducir esta distancia y conseguir el tamaño de imagen óptima sin necesidad de alejarse del aparato. Con un proyector de ultra corta distancia para empresas conseguimos este efecto y mejorar la experiencia reduciendo sombras y el deslumbramiento del ponente, además de la sensación de calor a tener un proyector sobre una mesa.

Conexiones:

Es importante conocer las conexiones que tendremos que utilizar en los espacios donde tengamos que proyectar nuestras presentaciones con el proyector. Por ello hay que tener en cuenta que lo más importante es que nuestro aparato disponga de conexión VGA y HDMI. Además, podemos complementar las conexiones utilizando el proyector como un dispositivo de red, sea mediante conexión por cable o por WiFi, aumentando así su versatilidad. Por último, si nos interesa reforzar la portabilidad del proyector para que se adapte a cualquier espacio es importante que éste tenga un altavoz integrado.

En Ofigràfic disponemos de un gran abanico de modelos de proyectores para empresas de las principales marcas como Hitachi, Vivitek, Ricoh… para adaptarse a cualquier entorno, desde una solución portátil a un equipo para un gran auditorio. Encontrará con nosotros un gran equipo de profesionales que le ayudarán a elegir la mejor opción así como poder desarrollar un proyecto de sala de audiciones llaves en mano.