¿Qué impresora compro para la oficina?

Hoy en día, en el mercado existen muchas variedades de impresoras: de tinta, láser, multifunción… Los encargados de compras de las empresas siempre se encuentran con una disyuntiva: y ¿qué impresora compro? En las grandes corporaciones, donde los recursos no son tan limitados, suelen contar con ofertas. Ayuntamientos y PYMES, que deben ajustar más los gastos, deben contar con una impresora para la oficina que les ayude en su día a día, pero que además, también les permita realizar otros trabajos distintos a los de impresión y ajustar los gastos en equipamiento. Esto es una impresora multifunción.

Ventajas de las impresoras multifunción

La primera y más valorada por las PYMES es el ahorro de costes que supone, ya que la compra de una impresora multifunción evita la compra de otros periféricos, como el escáner, la fotocopiadora o el fax. También se reduce el gasto eléctrico, puesto que este equipo consume mucho menos que la suma de los demás.

Además, está el tema del espacio. En las empresas pequeñas suele ser reducido y evitar cables de más, equipos y tomas de corriente es prioritario.

Otra ventaja de este tipo de impresoras es el control de la impresion centralizada. Los empleados cuentan con un pin o una tarjeta inteligente y se puede saber a tiempo real el número de fotocopias o impresiones que realiza cada uno de ellos. Este punto también es importante en temas de seguridad, evitando que haya fallos.

La gestión y la optimización de recursos también son dos áreas que se ven mejoradas gracias al uso de impresoras multifunción. Y es que todos los equipos de la empresa tendrán el mismo programa para imprimir, escanear… También tiene un menor mantenimiento, puesto que solo hay que preocuparse de un dispositivo.

Otras ventajas de las impresoras multifunción respecto a las convencionales son la mejora de la productividad y la integración con diversos programas informáticos.