Razones para apostar por el renting de impresoras en tu empresa

¿Estás pensando en comprar una impresora para tu oficina? ¿Quieres saber cómo optimizar los recursos internos de tu empresa? Pues has llegado al sitio perfecto; en este artículo te contamos cómo sacar más partido a tu negocio con el renting de impresoras. Toma nota.

Una de las cuestiones que más preocupa a las empresas a la hora de adquirir sus equipos ofimáticos es el aspecto financiero, pues se ven obligadas a hacer un gran desembolso inicial. Por eso, el renting de impresoras es la mejor opción para las empresas de todo tamaño y sector porque les permite comprar los últimos modelos del mercado, según sus necesidades, y pagar solamente una cuota fija mensual. De este modo, ahorrarás costes, aumentarás tu productividad y podrás planificar mejor tus gastos de oficina.

Pero además, con la modalidad del pago por página o pay per page te olvidarás del mantenimiento de los equipos, una de las mayores preocupaciones a la hora de comprar impresoras para la oficina. Gestionarás mejor tu flujo de trabajo y el ritmo de tu personal ya que no tendrás que dedicar ni un solo minuto a revisiones periódicas -amén de tener que reparar alguna pieza deteriorada- o comprar recambios y toners reiteradamente. La fórmula del renting para impresoras acaba con esta situación: solamente pagarás por el uso que hagas, es decir, por el número de páginas que imprimas, ni más ni menos. Solamente tendrás que asegurarte de tener folios disponibles para imprimir y corriente eléctrica para tus equipos.

Sin lugar a dudas, el renting de impresoras y el pago por copia son los mejores aliados de la rentabilidad y productividad empresarial. Cada vez más empresas optan por el renting de impresoras, un buen método para ahorrar hasta un 30 % en gastos de oficina. Sin letra pequeña y con total flexibilidad para adaptarnos a tus necesidades de impresión en cualquier momento.