Reducción de costes de impresión en la empresa

Los costes de impresión en las empresas pueden llegar a representar entre el 1% y el 3% del gasto anual. Son unas cifras que no hay que desdeñar, pues el incremento de beneficios puede verse mermado si descuidamos la reducción de costes. Los gastos que producen las impresoras empresa pueden verse reducidos si tenemos en cuenta estos consejos:

Una de las medidas más importantes es realizar una buena gestión y tener información acerca de los tipos de impresión que vamos a realizar, la cantidad y el tamaño de los mismos.

En lugar de tener muchos equipos de impresión pequeños, resulta mejor optar por una gran impresora multifunción que sea compartida por todos. Esto favorecerá centralizar el trabajo, reducir el gasto en consumibles y evitará los costes derivados de conectar varios equipos al mismo tiempo. A su vez, el hecho de que se centre el trabajo en una o varias impresoras multifunción facilitará el mantenimiento de las mismas, pues las revisiones, cambios de los cartuchos de tóner y otros recambios se realizarán de forma mucho más rápida y sencilla.

Otras acciones que se deben llevar a cabo para la reducción de costes con impresoras empresa son: usar programas de pago por uso (en los cuales se paga por páginas impresas), realizar las impresiones a doble cara y utilizar la impresión N-up (más de una página en una misma hoja). Si además de esto usas el modo ahorro del tóner, empleas papel reciclado o imprimes únicamente en blanco y negro (siempre que sea posible), también conseguirás la reducción de costes.

Como ves, se trata de unos sencillos consejos que te permitirán ver cómo se ven reducidos los costes de impresión en tu empresa. Recuerda que depende de una buena planificación y organización, de trabajar de un modo más eficiente y con un menor consumo de los recursos.