ventajas financieras renting impresoras

Renting de impresoras: ventajas financieras y renovación tecnológica

Cuando necesitamos una impresora o equipo multifunción nuevos, aparece la duda de cómo adquirirlo. La forma de adquisición que toma más fuerza en el ámbito de las impresoras y equipos multifunción profesionales es el renting. El porqué de esta tendencia, viene definida por dos aspectos:

  • Ventajas Financieros
  • Renovación tecnológica

El primer punto es el más evidente, ya que para mucha gente, el propio renting radica en que es un producto financiero. Las fórmulas y las ventajas fiscales son muy conocidos, pero lo que no es tan conocido es aquello referente a la renovación tecnológica.

En el mundo actual, las nuevas tecnologías forman parte de nuestra vida de una forma cada vez más importante, y hay cambios constantes cada día que pasa. El impacto de las nuevas tecnologías en el mundo de la empresa es aún más importante dado que su impacto afecta directamente a la eficiencia de nuestros procesos y a la productividad, permitiéndonos ser más competitivos.

Los equipos multifunción e impresoras profesionales están pensados ​​para tener un tiempo de amortización de cinco años. Si tenemos en cuenta el escenario tecnológico antes presentado, cinco años son una eternidad, ya que si tenemos que esperar a cambiar un dispositivo, puede hacer que entremos en un estado de obsolescencia tecnológica donde podemos perder competitividad respecto a nuestra competencia. La fórmula del renting nos permite la posibilidad de hacer una renovación del mismo equipo antes del vencimiento de estos cinco años, cambiando el equipo por otro modelo superior o más moderno.

Esta renovación nos aporta la ventaja directa de poder disponer de la tecnología más moderna antes de entrar en un estado de obsolescencia, y de esta manera poder mantener la competitividad de nuestra empresa. Además, los nuevos procesos de fabricación y las nuevas tecnologías hacen que los equipos de impresión sean cada vez más eficientes y los costes de impresión se reduzcan. Este hecho nos aporta una segunda ventaja en la renovación, dado que cambiando nuestro equipo viejo por uno más eficiente, podemos reducir nuestros costes de impresión.